Error
  • Error al cargar los datos feed.
10 millones de Rosarios para 2010 PDF Imprimir E-mail
QSS
Escrito por José Luis N. Quijada   
Miércoles, 01 de Abril de 2009 15:23

Millón de RosariosLa preciosa iniciativa puesta en marcha por un grupo de católicos en Mexico de alcanza diez millones de Rosarios para 2010 pretende que con ello logremos nuestra salvación, como dice en una carta que envía a nos Misioneros y que les ofrecemos en QSS

 

A los grupos misioneros en general:

 

¡Hola! Es para nosotros un gusto saludarlos y saber que jóvenes como ustedes hacen caso a su llamado de difundir la Buena Nueva entre los hombres.

Para nosotros es muy importante el trabajo que realizan durante la Semana Mayor, y dentro de las buenas noticias que hay que difundir a los demás, es que Dios no sólo nos entregó a su Hijo único para lograr nuestra salvación, también nos ha dejado a una Madre amorosa que no deja de preocuparse por nosotros, es decir, nos dejó a la Virgen María.

 

Estando al pie de la Cruz, a María le fue arrebatado su Hijo, pero gracias al gesto bondadoso de Cristo, dejó a la Humanidad, representada en el apóstol Juan, bajo su cuidado y protección. ¡Qué gran dicha para nosotros! ¡Tener en Ella a una intercesora ante Dios!

Es por eso que los invitamos a difundir en sus lugares de misión la campaña de oración 10 para 2010, totalmente dedicada a María nuestra Madre, y que busca reconstruir a México por medio de la oración y la vivencia de los sacramentos.

¡Es muy fácil! Sólo deben reunir la mayor cantidad de personas posible en las comunidades y rezar el rosario diariamente, ofreciéndolo por las 4 grandes causas de la campaña:

v     El respeto a la Vida.

v     El respeto y difusión de la Familia.

v     La seguridad en nuestra Patria.

v     Las intenciones de S.S. el Papa Benedicto XVI y de nuestra Iglesia en general.

Deben contabilizar el número de personas que participaron en los rezos del Rosario, a fin de poder registrarlos en nuestro sitio web www.millonxmexico.org nosotros te proporcionamos un formato impreso para que puedas llenarlo día a día y cuando regresen de su misión los ingresen a la página. Recuerda que el número de Rosarios a registrar es igual al de personas que lograron reunir para rezarlo, por ello hay que reunir el mayor número de personas posible.

Finalmente, agradecer su colaboración con la campaña, con el esfuerzo de todos llegaremos a nuestra meta: rezar 10 millones de Rosarios para el año 2010.

¡Mucha suerte en su misión! En México y en todo el mundo, ¡Cristo Vive!

 

Desde nos queremos unir a esta intención de oración, invitandoles nosotros tambien a orar por la vida, la familia, las naciones y sus gobernantes, así como por las intenciones del Santo Padre y las necesidades de la Santa Iglesia.

 

 

Comentarios  

 
0 #1 LUCY S 2013-03-01 03:47 NO PUEDO ACCEDER A LA PAGINA
WWW.MILLONXMEXICO.ORG, YA NO FUNCIONA?
COMO OBTENGO EL FORMATO IMPRESO PARA LLENARLO CON LOS ROSARIOS REZADOS?
GRACIAS
Quote
 

Nuevo comentario


Codigo de seguridad
Actualizar

Palabras al Oído

José Miguel Núñez, SDB
  • Don Bosco y la transformación social

    Don Bosco es consciente de la importancia de la educación de los jóvenes y del pueblo y promueve, en la Italia del siglo XIX, nuevos proyectos de prevención y de desarrollo. Su obra va mucho más allá de una mera acción paliativa y ante una situación socio-política que no tutelaba realmente a los niños y adolescentes, Don Bosco busca incidir en la realidad social de la Turín pre-industrial para hacer que las cosas puedan cambiar.
    En su tiempo no se hablaba de los “derechos de los menores”, pero su esfuerzo se dirigió a devolver la dignidad a los jóvenes más vulnerables y a capacitarlos laboralmente para su inserción en la realidad social. Un buen ejemplo lo encontramos en los contratos de aprendizaje firmados “a pie de obra” por el propio Don Bosco, el patrón que asumía al trabajador y el propio joven. Fueron los primeros contratos, conservados aún en el Archivo Central de la Congregación, que entre 1851 y 1854 aseguraban condiciones dignas para los jóvenes aprendices cuando nadie se ocupaba de ellos y eran solo mano de obra barata, carne de explotación laboral.Fue otra revolución, paralela a la que comenzaba a desarrollarse en la Europa industrializada y que dejaba sentir sus primeros síntomas en la Italia de la segunda mitad del siglo XIX.
    Don Bosco percibió que no era suficiente aliviar la situación de malestar y de abandono en que vivían sus muchachos (acción paliativa). Cada vez más claramente se sintió llevado a hacer un cambio cultural (acción transformadora), a través de un ambiente y una propuesta educativa que pudiera implicar a muchas personas identificadas con él y con su misión. Se dio cuenta de que no bastaba partir el pan de la solidaridad con los más necesitados, sino que era urgente poner en marcha un proyecto transformador y la llave estaba en la educación. Era necesario hacer palanca sobre los rígidos cánones de la naciente industria y la nueva economía burguesa para propiciar un cambio social. Se trataba, en efecto, de dar más a los que menos tenían y ofrecerles oportunidades para asegurarles la posibilidad de desarrollar todas sus potencialidades.
                La “obra de los Oratorios”, como le gustaba llamar a su proyecto el propio Don Bosco, fue el intento logrado de hacer protagonistas a los jóvenes de su propio futuro, de implicarlos en su desarrollo y en el cambio social, de canalizar todas sus energías de bien para propiciar una realidad nueva en medio de un mundo que nunca presta suficiente atención a los más vulnerables.
    Don Bosco es, sobre todo, educador de jóvenes en situación de riesgo y exclusión. He aquí su apuesta en tiempos de ocaso y de cambio de paradigma socio-cultural y económico. Su desarrollo de la “preventividad”, en términos de educación,  ofrece singularidades que se expresan en la experiencia original vivida en Valdocco - Turín en la segunda mitad del siglo diecinueve. Son el propio contexto en el que se desarrolla su obra y los desafíos de los jóvenes en una sociedad en profundo cambio los que determinan la evolución y la madurez de su sistema. Es innegable que el bagaje y la sensibilidad personales, el contexto y las diferentes etapas en las que madura el proyecto salesiano marcan la inspiración básica de su experiencia pedagógica y van forjando al educador-pastor.
    Don Bosco es hijo de una época y contemporáneamente transformador y renovador de un tiempo y un contexto que quizás hoy no se entenderían de igual modo sin su aportación educativa, religiosa y social. A nadie se nos escapa que su proyecto, prolongado en el tiempo, tiene la dimensión de las grandes obras que solo los grandes hombres pueden acometer. Al hombre, al educador, al fundador, lo forjó una época; pero se puede afirmar igualmente que un tiempo nuevo se acuñó con su proyecto.

Un don del Señor

¡Quiero ser como Don Bosco!
 

Madrid 2011

Jornadas Mundiales de la Juventud
 

Zenit

Items relacionados

www.QuieroSerSanto.com