COMUNIDAD

  • Si en vuestra comunidad se presentan honestos entretenimientos, tomad parte en ellos; pero evitad las contiendas con los demás, las burlas, los apodos y el mostraros descontentos de las diversiones que se os proporcionen. (BAC: 679).
  • La abundancia de los bienes temporales fue siempre la causa de perdición de Comunidades enteras. (VI, 328).
  • Una comunidad que observa con exactitud el silencio en el tiempo establecido, es ciertamente fiel a las constituciones. En cambio, aquella comunidad donde cada cual habla según su capricho, por lo general, no observa ni las reglas ni el orden. (VI, 773).
  • No es el número de las personas, sino la caridad y el fervor, que constituyen en la comunidad la gloria del Señor. (VIII, 476).
  • Los defectos de una comunidad deben ser siempre disimulados. (IX, 565).
  • Es mucho mejor la condición de una casa religiosa donde se reza poco y se trabaja mucho, a otra casa, donde siempre están rezando, pero no trabajan. (IX, 566).
  • ¡Ay de aquellas casas religiosas donde comienzan a vivir como si fueran ricos!. (IX, 702).
  • Cuando se introduce el ocio en una comunidad, pronto quedará relajada; en cambio, si se trabaja con ahínco, ningún peligro la amenaza. (XII, 438).
  • No se escatime ningún sacrificio para conservar la vida de comunidad. (XVII, 265).La unidad en el mando, de espíritu y administración, es el fundamento y base de la comunidad religiosa. (XII, 499).
  • Eliminad de una comunidad la murmuración y la parcialidad, y se gozará de una paz perfecta. (XIII, 398).
    Ir a la barra de herramientas