MISIONEROS

  • Buscad almas, no dinero, ni dignidades. (Recuerdos a los primeros misioneros).
  • Amad, venerad y respetad a las demás ordenes Religiosas y hablad siempre bien de ellas. Este es el medio de ganaros la estima de todos y promover el bien de la Congregación. (Recuerdos a los primeros misioneros).
  • Para triunfar en las misiones se requieren: muchas oraciones, mucho sacrificio y mucho tiempo; el tiempo depende de Dios, el trabajo del misionero, pero las plegarias las debemos suministrar nosotros. (XVI, 195).
  • Al escoger entre los que deben ir a las misiones, hay que preferir siempre a los que son más seguros en la bella virtud. (XIII, 499).
  • Si buscáis únicamente a Jesús y su cruz, si deseas verdaderamente sufrir por Él, ve a las misiones. (XVIII, 259).
  • Los misioneros abandonan la patria, los parientes y los amigos y sacrifican sus comodidades y su reposo, para hacerse apóstoles del Señor, benefactores y salvadores de aquellas gentes que todavía viven en la ignorancia y en la barbarie. (XVIII, 786).
  • Los que desean verdaderamente gracias especiales de María Auxiliadora, que ayuden a las Misiones y tengan la seguridad de que las obtendrán. (XVIII, 477).
  • Una de las obras más dignas de encomio y de apoyo es la obra de las misiones entre la gente pagana. (XVIII, 785).

 

    Ir a la barra de herramientas