OBEDIENCIA

  • No digáis nunca: “esto le corresponde a otro y no a mí”. (BAC. 608).
  • En vez de hacer obras de penitencia, hacedlas de obediencia. (XIII, 89).
  • Es más grato a Dios tomar una bebida deliciosa por obediencia, que ayunar contra la obediencia. (XVII, 394).
  • En la práctica se encuentran casos en que al parecer sería mejor obrar diversamente de cuanto está establecido y mandado. Sin embargo no es así. Lo mejor es cumplir con la obediencia. (XVI, 895).
  • El medio más fácil y rápido para hacernos santos, es reconocer la voluntad de Dios, en lo que nos mandan los superiores y en verla también en todos los acontecimientos de la vida. (VII, 249).
  • Proponte seguir la voluntad de Dios, suceda lo que sucediere, aunque los mundanos desaprueben tal determinación. (BAC. 680).
  • Lo que hacen las abejas por instinto, hacedlo vosotros por obediencia. (BAC. 602).
  • El niño obediente puede llegar a ser santo. (BAC. 671).
  • Si tenéis la suerte de pertenecer a alguna Congregación o Compañía, procurad cumplir con su (BAC.678).
  • Estad dispuestos siempre a hacer la voluntad de Dios. (VI, 114).
  • La clave del buen ejemplo es la obediencia. (X, 272).
  • Cuando veáis que un autor escribe mal del Papa, sabed que su libro no debe (VII, 220)
  • La obediencia bien observada es el alma de las congregaciones religiosas. (XII, 459).
  • Con la obediencia y el cumplimiento de vuestros deberes, especialmente de los que enseña la religión, os reportáis grandes beneficios. (La Casa de la Fortuna, Acto II, escena III).
  • No mandes cosas superiores a las fuerzas de los subalternos, o si prevés que no vas a ser evita la obediencia repugnante: secunda las inclinaciones de cada uno encomendándole de preferencia aquellos cargos que sean de s u competencia. (M. del Director. 188).
  • Todos cargamos con nuestra cruz, tanto el que manda como el que obedece. (BAC. 603).
  • ¿Queréis estar seguros de que lo que hacéis redunda a la mayor gloria de Dios?. Cumplid con todo lo que a lo largo del día se os ha señalado. (BAC. 608).
  • Dios que es el fin supremo de nuestro amor, disponga lo que quiera, pues, lo que Él hace es siempre mejor que todo lo que nosotros pudiéramos desear. (V, 518).
  • Haced lo que podáis; Dios suplirá lo que no alcancemos hacer (V, 418).
  • Es profanar el voto de obediencia, comportarse como hacen algunos, que obedecen únicamente cuando les conviene. (XVIII, 207).

 

 

    Ir a la barra de herramientas