OPTIMISMO

  • Sembremos y luego imitemos al campesino que espera con paciencia el tiempo de la cosecha. (XIV, 514).
  • Pongamos toda nuestra confianza en Dios y sigamos adelante sin temor. (XV, 468).
  • El joven desea estar convencido, que el superior tiene confianza en su enmienda. (XVI, 444).
  • Así como no hay terreno tan ingrato y estéril, que mediante larga paciencia no dé finalmente rendimiento, así sucede también en el hombre, que es un terreno espiritual, por muy estéril y resistente que sea, tarde o temprano tendrá sentimientos nobles, que redundarán en obras de virtud. Todo joven por muy desgraciado que sea, tiene un lado accesible para el bien y el primer deber del educador es, hallar ese punto, ésta cuerda sensible del corazón para sacar frutos. (V, 367).
  • Al recoger rosas encontraremos espinas; pero con las espinas van siempre las rosas. (XVII, 131).
Ir a la barra de herramientas