SALESIANOS

  • Por disciplina entiendo un modo de vivir conforme a las reglas y costumbres de un instituto. (X, 1102).
  • No te olvides de las tres letras: S.S.S: Salud – Sabiduría – Santidad. Pídelas al Señor. (P.M.6).
  • Recordáos que os mando a pescar, no a que seáis pescados. (III, 592).
  • Dios Nuestro Señor nos continúe dando su gracia e infunda en nuestros corazones valor y constancia para practicar ejemplarmente nuestras constituciones, teniendo nuestro corazón fijo allá, donde está preparado el gran premio para todos aquellos que perseveren fieles en el divino servicio sobre la tierra. IBI NOSTRA FIXA SINT CORDA UBI VERA SUNT GAUDIA. (XIII, 942).
  • Valor y sacrificio, aunque cueste, a fin de perseverar en la Sociedad y sostener las obras que la Divina Providencia nos ha confiado. (XVII, 257).
  • Dios está dispuesto a obrar grandes maravillas que contribuirán al aumento extraordinario de los salesianos. Una sola cosa nos pide:que no nos hagamos indignos de su bondad y misericordia. (XII, 83).
  • No aceptéis jamás, a no ser por gravísimas razones, invitaciones para comer fuera de casa. Cuando tengáis que aceptarlas, procurad ir siempre acompañados. (Recuerdos a los primeros misioneros).
  • Tómense las debidas precauciones para que nadie acepte comisiones relacionadas con los parientes y otros externos, cualesquiera que sean. (Manual del Director, 187).
Ir a la barra de herramientas