SALUD

  • Se podrá hacer economía en cualquier circunstancia, pero a los enfermos provéaseles de cuanto les sea necesario. (V, 17).
  • Os recomiendo que tengáis en cuenta vuestra salud, atended vuestro trabajo, pero cuidáos de no perder la templanza, y todo resultará mejor. (XVIII, 244).
  • La salud del cuerpo depende de Dios, la salud del alma está en nuestras (XIV, 625).
  • Dése amplia libertad para saltar, correr, gritar a más no poder. La gimnasia, la música, la declamación, el teatro, el paseo, son medioseficacísimos para obtener disciplina, conservar la moralidad y la (IV, 549).
  • Para conservar la salud y vivir por muchos años, es necesario: 1º. Conciencia clara, esto es, acostarse por la noche tranquilo y sin preocupación por la eternidad, 2º. Mesa frugal, 3º. vida activa, 4º buenas amistades o sea, huir de los viciosos. (VI, 302).
  • Cada uno ocúpese y trabaje tanto cuanto su salud y su capacidad le permitan. (IX, 574).
  • Créedmelo, mis queridos hijos, os revelo una gran verdad: si observáis buena conducta moral, haréis grandes progresos en el estudio y conservaréis vuestra salud. (XI, 15).
  • Hay que cuidar mucho la propia salud, para poder ganar almas a Dios y conquistar el Paraíso. (XII, 346).
  • Para conservar la salud, hay que tomar el suficiente descanso; no trabajar demasiado y no comer fuera de las horas establecidas. Ninguna ocupación por la noche después de la cena, es más, después de las oraciones retirarse enseguida a reposar. (XIII, 246).
  • La salud es un poderosísimo e indispensable elemento para hacer el bien al prójimo. (XIII, 498).
  • Después de la gracia de Dios, el más grande tesoro es la salud. (XIV, 382).
Ir a la barra de herramientas