AMISTAD

  •  La dulzura en el hablar, en el obrar y en reprender, lo gana todo y a todos. (IV, 93).
  •  Sin sonrisa no es posible demostrar amistad. (XVII, 108).
  •  ¡Cuántas almas se pueden atraer con el buen ejemplo!. (IX, 348).
  •  El que regala un libro bueno, aunque no tuviera más mérito que haber suscitado un buen pensamiento, ya ha ganado un mérito incomparable delante de Dios. (II, 375).
  •  Si alguno se inclina hacia las amistades particulares, o que, aún remotamente, corra peligro en la moralidad, cámbialo prudentemente de sitio; si fuera necesario, dale otra ocupación; y si pusiera en peligro la inocencia de algún compañero o de algún alumno, destínalo a otra ocupación y da aviso oportunamente. (VII, 525).
  •  No os fiéis de la amistad de los que hablan mal de sus superiores o que tratan de alejaros de vuestros deberes. (III, 167).
  •  Quien da o escucha malos consejos, está ciego y se hace esclavo del demonio. (IX, 34).
  •  Dominad vuestros impulsos y tendréis muchos amigos y ningún enemigo. (VI, 102).
  • Quien conversare contigo, ha de separarse de ti como amigo. (X, 1183).6
    Ir a la barra de herramientas